MI TÍA

A MI TÍA, GRACIELA DARRÉ, EX PRESA POLÍTICA

Presente impune. Estoy sumergida en la memoria colectiva, en la de mi familia, en la mía. Memoria viva. Recuerdos color dictadura, terror que invade el continente, los países, ciudades, paisajes, pueblos. De tal forma que invadieron nuestros símbolos e identidad. Me contengo en el vínculo con mi tía, en su resistencia y capacidad de sobrevivencia. La llaves, cadenas, portones, rejas, candados, números, cacheos son algunos de los recuerdos que tengo cuando iba a visitarla a la cárcel de Punta de Rieles. Presas políticas castigadas por pensar diferente, por rebelarse al autoritarismo existente. Mujeres que trasgredieron las normas prestablecidas al involucrarse en "roles masculinos". 
Compartir